martes, 6 de enero de 2015

Eterno contraste

Feliz año mundo... muy feliz año
 
Hoy quiero compartir en este mi querido blog un poco de la situacion que desde que tengo memoria siempre he tenido que vivir. Precisamente hoy tuvieron que hacermelo ver una vez mas.
 
Sucede que algunas personas con las que recientemente me he relacionado debido al trabajo, hoy conocieron a una de las personitas que mas admiro en este mundo... si, me refiero a mi madre. Y siempre nos pasa que cuando conocen a mi madre la gente se sorprenden, o se quedan con cara de incredulos.
 
Hay algunos aventados que despues de conocerla, me preguntan; ¿ella es tu mamá?. Y otros mas que prefieren no preguntar y solo dejar ver su admiracion. Resulta que la mayoria de las personas se deja llevar por la primera impresion que en nuestro caso seria la mas obvia, el color de piel. Ese pequeño detalle ha sido el causante de dejar, como escribi anteriormente sorprendidas a muchas personas y que siempre terminen comentando: No te pareces a tu mamá.
 
Sin embargo mas que molestarnos lo tomamos con buen humor. Yo los he escuchado desde que tengo memoria y mamá practicamente todos los años que llevo de vida (24 años). Ya nos acostumbramos que todos se dejen llevar por el color de la piel, ella es morenita y yo soy de piel clarita y cuando estamos juntas hay contraste, por lo que la gran mayoria no disimula su sorpresa cuando nos preguntan si somos madre e hija.
 
He notado que esta situacion hace que la gente deje de buscar parecidos y por el color de piel dan su conclusion, no nos parecemos. Y no solo me sucede con mi madre, sino con mi hermano; la gente que no nos conoce y nos ve juntos cree que; o somos novios o estamos casados, cualquier cosa menos que seamos hermanos.
 
Ya que nos queda que tomarlo por el lado del buen humor.
 
Conozco a algunas familias, entre hermanos es tan notable el parecido entre ellos y a alguno de sus padres que pareciera que los hicieran en serie.
 
Pero bueno a veces me preguntan que respondo a los comentarios, y yo digo que nada, solo me parece un poco simpatica la situacion. Muchos creen que porque mi madre es morenita sus hijos deben de salir igual morenitos, pero se olvidan de que tengo papá.
 
En algun momento mamá tuvo que escuchar comentarios de que yo no era su hija, (si... asi de notable es nuestra situacion). Lo cierto es que tengo una madre genial que me ha enseñado a tomarlo con buen humor y me siento muy orgullosa de ella.
 
Ella mundo es mi madre, todo lo bueno de mi es gracias a ella
 
A ella van dedicadas las palabra escritas en este blog, ella saca lo mejor de mi, es mi vida, mi mundo, me heroina.
 
 
¡¡¡L  A      A  M  O!!!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario