lunes, 15 de enero de 2018

Salida de fin de año - visitando a los lagartos (pululos)

¡¡Mundo muy feliz año tengan todos!! Voy a iniciar el año platicando un poco mi pequeña aventura. Tuvimos la oportunidad de pasar año nuevo en un pequeño ejido o colonia, conocí varias cosas y antes de todo lo que pueda relatar de mis experiencias ahí, he de admitir que me divertí, y todo gracias a un grupo de personitas.


De inicio salimos rumbo a Pijijiapan, Chiapas, hay un letrero que dice "La Central"; entrada para ir a las distintas colonias y si se sigue el camino llegamos al mar. Nuestro destino era "Lazaro". Como en cada lugar nuevo que se conoce (al menos para mi) verlo todo es emocionante, un camino de terraceria donde en ambos lados se ve ganado y arboles, para algunos de los que viven ahí les resulta aburrido "monte por todos lados" dicen, pero para mi fue muy agradable ver los portones anunciando el nombre de los ranchos, los caballos, vacas, chivos, los arboles, los ríos y si te detienes un momento se escucha el canto de las aves, todo muy bonito, fresco, un paisaje que no se ve todos los días.

Llegamos a "Lazaro" y uno se da cuenta que la gente es propietaria de patios bastante grandes, es común ver marranos, pollos, perros, hasta ardillas se ven corriendo en los arboles. Es grandioso y con tantos arboles se antoja acostarse en una hamaca, todo es tan tranquilo, la gran mayoría se conoce y las personas son muy amables a su manera claro.

Fuimos a un lugar que se llama "El diamante" hogar de lagartos o "pululos" como ellos le llaman, hay partes donde el camino de terraceria esta prácticamente en medio del rió, del manglar. Nuestros acompañantes aconsejaron ir con cuidado porque los lagartos a veces cruzan el camino y a como lo vi, lagartos hay y no son pequeños, ni tampoco son un par, definitivamente nadie debería caminar por esas zonas, vi pasar varias motos y creo que tampoco deberían de cruzar así ¡¡es zona de lagartos!!


Encontramos un espacio para orillarnos cerca de un puente, a nadie le gustaba la idea de dejar el vehículo lejos y caminar en una zona de lagartos. Bajo el sol de la costa de Pijijiapan buscábamos ver lagartos en su habitat.

Precisamente algo que me llamo la atención es darme cuenta que quienes viven ahí tienen un ojo increíblemente entrenado para ubicar lagartos (según nos contaron los pequeños que nos acompañaban ellos salen a "iguanear", es decir a cazar iguanas, por ello ubican con facilidad a estos animales) en serio es sorprendente la rapidez con que los ven. Nosotros los "fuereños" (como dijeran las películas del oeste) andábamos buscando queriendo ver a un lagarto fuera del agua, nos imaginábamos verlo ya saben así como posando, pero era obvio que al estar en su habitat verlos completamente resultaría muy difícil (y lo fue). Así que cuando veían la nariz, los ojos, alguna otra parte del animal o simplemente las burbujas al nadar ellos nos decían; -mira ahí va uno, mira ahí viene otro, ¡¡ese esta grandote!!


Fue entonces cuando pregunte; -¿como sabes que esta grandote?

Y me respondieron; por las burbujitas, las pequeñas olas que va dejando, si son chiquitas esta pequeño, si son grandes esta grande. (Ahora pienso que es bastante lógico).

Nosotros únicamente seguíamos las direcciones a donde ellos señalaban. Resultaba emocionante ver aunque sea los ojos o cabeza, es hermoso e impresionante... verlos en tv es una cosa, pero estar en su habitad es distinto, da un poco de miedo. Nos bajamos y nos pusimos a ver sobre un puente, me fue imposible no pensar en ...y si me acerco y me resbalo o ...y si alguien se resbala. Soy de las personas que se pone de nervios cuando alguien se acerca mucho a la orilla, ya se... no soy yo, pero no puedo evitarlo.

Ahi esta un lagarto, fue la mejor que se tomo
Según historias de quienes nos acompañaban la gente tuvo que cambiar de lugar a los lagartos porque en algún momento estos empezaron a atacar a quienes vivían cerca. Salían por las noches y como hay una zona donde los habitantes tienen su cama prácticamente afuera... literal duermen afuera, fue necesario reubicarlos, según historias.

Visitar a los lagartos fue una experiencia única. Y como dije las personas son muy amables a su manera, en zona de lagartos nos orillamos y paso un camioneta, se detuvo y el conductor se le veía cara de enojado nos pregunto fuerte -¿que paso? ¿tienen algún problema?, Para mamá el señor estaba molesto, pero para nuestros acompañantes que viven ahí; el señor no estaba enojado, así hablan ellos, fuerte pero amable. Y ha de ser porque mientras estuvimos ahí paso otro conductor y nos pregunto si necesitábamos ayuda, estábamos en una zona de lagartos, a eso se debía que nos preguntaran si necesitábamos ayuda, para mientras mamá se asusto con la amabilidad fuerte del primero.

Aah como me la pase de bien, visiten Pijijiapan gente bonita, no es zona turística pero si preguntan pueden llegar a la zona de lagartos con precaución.

Ver a los lagartos totalmente es muy difícil sin embargo verlos nadar o verle aunque sea los ojos resulta emocionante. Fue una muy bonita experiencia, a parte tiene caminos diferentes, bonitos, tienen un no se que agradable de ver. Me gusto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario